Padres y Madres de los/as alumnos/as

  “Es indispensable solicitar insistentemente 

el apoyo de los padres” (Poveda)

 

Todos somos conscientes de que la familia ha sufrido fuertes cambios en nuestro contexto sociocultural. El modelo de familia tradicional está dando pasos hacia un nuevo modelo de familia más inestable, igualitario, secularizado y democrático, basado fundamentalmente en las relaciones afectivas. Ha favorecido este proceso el cambio del papel de la mujer, en otro tiempo dedicada exclusivamente a la crianza de los hijos y a las tareas del hogar y hoy incorporada plenamente al mercado laboral que le exige formación académica,  le proporciona autonomía económica y le posibilita una relación igualitaria con su pareja.
En muchas familias actuales, como en la sociedad, las creencias religiosas han dejado de ser especialmente relevantes, se han eclipsado unos valores mientras emergen otros como el reconocimiento de los derechos humanos de todos, la libertad, la igualdad, el respeto de las diferencias, la eficacia, la tolerancia, la solidaridad, que constituyen la trama de una ética civil compartida mayoritariamente.

Vinculación e interrelación de las familias y el centro
La familia es el lugar privilegiado de transmisión de  valores, de criterios, de aprendizaje afectivo, de capacitación para las relaciones interpersonales, por eso cuando la familia falla la persona queda deficientemente socializada y con carencias afectivas notables. 
Hay algunos ámbitos en los que la familia tiene que comprometerse especialmente como son la educación en valores, la educación afectiva y emocional, la educación sexual, la educación religiosa como oferta de sentido para la vida. El método imprescindible es el testimonio, la coherencia de vida, la comunicación y el  diálogo 
Al plantear la educación escolar hay que tener presente en el proyecto educativo las competencias de los padres en la educación de sus hijos. La familia sola no puede dar respuesta a todos los desafíos de la educación y el centro educativo tampoco. Ambas instancias se complementan, se necesitan, se apoyan  y se ayudan. A los padres corresponde por derecho decidir la educación que quieren para sus hijos y optar por la oferta que esté más de acuerdo con sus propias convicciones, creencias y valores. La elección de centro es el comienzo de una  interrelación mutua que debe prolongarse durante toda la etapa escolar pues  el proyecto educativo tiene que contar con la colaboración responsable de los padres.
“Es indispensable solicitar insistentemente el apoyo de los padres...nuestra tarea educativa sería incompleta si no contáramos con el apoyo moral de las familias y para conseguirlo procuraremos que vengan con frecuencia a la Academia... (con los padres) trataremos de todo cuanto pueda interesar a nuestros alumnos” (Boletín nº 22, 1914)

 

 Padres y centro educativo, un objetivo común

El objetivo común es la educación de los hijos, atendiendo a su persona y al desarrollo de todas sus capacidades, que no puede llevarse a término sin una colaboración recíproca. En relación al apoyo a la actividad académica los padres deben estimular el estudio, pedir responsabilidad y proporcionar en casa un ambiente de trabajo, aunque sea muy difícil motivar a unos niños y adolescentes insertos en un contexto sociocultural lúdico, consumista, hedonista, callejero y televisivo. En este campo, así como en la educación en valores y en la educación en la fe  el centro escolar puede brindar ayudas a través de las Escuelas de Padres que son  un medio excelente para esta formación tan necesaria o a través de la relación tutorial  en la que se dialoga sobre diferentes aspectos tanto de los objetivos que se pretenden como de la evolución del alumno en los ámbitos personal, social y competencial.            
La participación de los padres viene exigida por el propio concepto de lo que es la educación, un proceso muy complejo en el que intervienen como mediación de ayuda diferentes agentes, entre ellos, los padres y el centro escolar.
La experiencia enseña que la propuesta educativa gana en eficacia cuando se cuenta con la colaboración activa y comprometida de los padres y de las Asociaciones de Padres y Madres. Se ha de partir de una buena información que dé a conocer los objetivos, proyectos, actividades escolares  y necesidades del centro y solicitar a los padres sugerencias y cooperación para lograr una educación de calidad para todos. 
Deben potenciarse a la vez otros ámbitos de relaciones menos formales pero de mucho interés para el conocimiento recíproco, entre otros, las reuniones informales, las celebraciones, fiestas,  actos culturales, actividades deportivas, programas conjuntos de voluntariado social. La sintonía entre familia y centro educativo sólo se logrará a partir de la confianza mutua y de una asidua relación colaborativa.

Compartir en Facebook
Compartir en Twitter

Debes ser usuario registrado para hacer comentarios

¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso. Saber más

Acepto

¿Qué tipos de cookies utiliza esta página web?

- Cookies técnicas: Son aquéllas que permiten al usuario la navegación a través de una página web, plataforma o aplicación y la utilización de las diferentes opciones o servicios que en ella existan como, por ejemplo, controlar el tráfico y la comunicación de datos, identificar la sesión, acceder a partes de acceso restringido, recordar los elementos que integran un pedido, realizar el proceso de compra de un pedido, realizar la solicitud de inscripción o participación en un evento, utilizar elementos de seguridad durante la navegación, almacenar contenidos para la difusión de videos o sonido o compartir contenidos a través de redes sociales.

- Cookies de personalización: Son aquéllas que permiten al usuario acceder al servicio con algunas características de carácter general predefinidas en función de una serie de criterios en el terminal del usuario como por ejemplo serian el idioma, el tipo de navegador a través del cual accede al servicio, la configuración regional desde donde accede al servicio, etc.

Cookies de terceros: La Web del Colegio San José puede utilizar servicios de terceros que, por cuenta del Colegio San José , recopilaran información con fines estadísticos, de uso del Site por parte del usuario y para la prestacion de otros servicios relacionados con la actividad del Website y otros servicios de Internet.

En particular, este sitio Web utiliza Google Analytics, un servicio analítico de web prestado por Google, Inc. con domicilio en los Estados Unidos con sede central en 1600 Amphitheatre Parkway, Mountain View, California 94043. Para la prestación de estos servicios, estos utilizan cookies que recopilan la información, incluida la dirección IP del usuario, que será transmitida, tratada y almacenada por Google en los términos fijados en la Web Google.com. Incluyendo la posible transmisión de dicha información a terceros por razones de exigencia legal o cuando dichos terceros procesen la información por cuenta de Google.

El Usuario acepta expresamente, por la utilización de este Site, el tratamiento de la información recabada en la forma y con los fines anteriormente mencionados. Y asimismo reconoce conocer la posibilidad de rechazar el tratamiento de tales datos o información rechazando el uso de Cookies mediante la selección de la configuración apropiada a tal fin en su navegador. Si bien esta opción de bloqueo de Cookies en su navegador puede no permitirle el uso pleno de todas las funcionalidades del Website.

Puede usted permitir, bloquear o eliminar las cookies instaladas en su equipo mediante la configuración de las opciones del navegador instalado en su ordenador:

Si tiene dudas sobre esta política de cookies, puede contactar con el webmaster.